Al principio lo criticaron. Al segundo intento dejo a todos conmovidos y con la boca abierta.

Jake Quickenden pensaba cantar una canción, pero los jueces lo interrumpieron y le pidieron que cantara otra. El resultado, dejó a todos sin palabras…




Deja tu opinión: