Algunas señales muy importantes que te permitirán saber si encontraste al hombre ideal para casarte.

Hay una cosa que todos buscamos. Una fuerza que le gana al dinero, al poder o incluso a la razón, y que dictamina de forma cercana el tipo de persona en la que nos vamos convirtiendo. Y es el amor.
Enamorarse es como llegar a nuestro hogar. Tus preocupaciones son silenciadas y te sientes protegida en los brazos de tu pareja. Ese hombre al cual le estás entregando tu corazón, se siente como el correcto para ti.Cuando estás profundamente enamorada, es difícil no imaginarte el resto de tu vida con esa persona. Pero ¿cómo sabemos con certeza que es algo realmente para siempre y no simplemente una fantasía?
Quizás somos un poco anticuados, pero nos gusta creer que el matrimonio, para bien o para mal, es sagrado para la vida. Aquí están las nueve señales que te permiten saber que has encontrado al hombre con el cual quieres pasar el resto de tu vida:

Captura-de-pantalla-2014-09-05-a-las-9.25.24

1. No tienes que aparentar frente a él.
Hay días buenos y malos, él sabe y entiende quién eres y no espera que seas como nadie más, sino tú misma. A sus ojos, eres especial por el sólo hecho de ser tú.
Durante esos momentos de pereza, que lo único que quieres hacer es descansar en tus pantalones manchados, y no quieres formular ni tan sólo una frase, él lo entiende porque está ahí contigo. Puedes ser tú misma sin pensarlo, en cualquier tipo de ánimo en el que estés, él siempre piensa que brillas.

 
2. Tu felicidad es su felicidad, y viceversa.
Sabes que él es el indicado para ti porque es tan bueno contigo en una forma que nunca te imaginaste posible. Él quiere lo mejor para ti, a pesar de que eso pueda no beneficiarlo a él.
El hombre con el que te debes casar, es un hombre que da desinteresadamente, ya que tus intereses son ahora los suyos. De hecho, él cree que está siendo egoísta cuando se entrega a ti, porque eso le genera placer a él también.Busca como poder equilibrar las ambiciones de trabajo con las ambiciones del hogar. Algunas etapas o carreras son más difíciles que otras, pero él siempre busca la forma de hacerte saber que no se ha olvidado de ti.

 
3. Incluso después de un día muy malo, lo único que quieres es estar con él.
Sin importar en qué animo de mala muerte te encuentres, prefieres estar con él que sola, porque eres mejor con él, que sin él.Te escucha pacientemente mientras abres tu mente, y no invalidará tus preocupaciones con sus consejos honestos. Su confianza y pasión te influencian de manera positiva, lo que hacen que la relación sea aún más emocionante. Siempre quieres estar cerca de él.

 
4. La atracción es palpable
Físicamente, emocionalmente y mentalmente. Ustedes dos son compatibles en todos esos niveles. La química que hay entre ustedes dos es lo suficientemente poderosa para bloquear cualquier otra cosa.
A veces sientes que él es lo único que te importa.
Incluso al hacer cosas tan pequeñas, como ir corriendo al supermercado, se siente más especial si él está contigo. La atracción se percibe desde el dormitorio hasta el lugar más remoto, como la oficina de tu doctor. No pueden quitarse las manos de encima.

 
5. Quieres compartir cualquier experiencia con él.
Cuando piensas en tu futuro, él tiene un rol principal en el (y vice versa). La idea de pasar el resto de tu vida con él, no te asusta. Estando a su lado es donde más cómoda te sientes.
Cuando algo gracioso te pasa o recibes una buena noticia, inmediatamente quieres compartirla con él primero. Cuando estás escuchando música y suena una canción cursi, instantáneamente piensas en él.
Desde lo que comió en el almuerzo, hasta lo que está viendo en la televisión, te interesa todo lo que hace. Y, aunque a veces odies admitir esto, te dan más ganas de hacer algo si él hace parte del plan. Esa es tu definición de compañía.

 
6. Comparten la misma idea sobre el romance
A veces sientes que estás en una película de “Twilight” con toda esa magia inexplicable. Cualquiera que sea tu definición de romance -comidas íntimas, viajes largos en carretera, estar abrazados en la cama- él las comparte contigo y haría lo que fuera por hacerlas posible.
No le da vergüenza abrir su corazón contigo, porque él confía en ti, y quiere conectarse contigo a un nivel más profundo. Siempre será tu macho, pero no tiene miedo de mostrarte su lado más tierno.

 
7. Se aman más de lo que pelean
Nunca se siente bien pelear porque él te importa tanto que no quieres herirlo. El estar comprometidos uno con el otro es la mejor opción porque ambos pueden hacerse felices. Y si pelean, a final de cuentas, no pueden mantenerse enojados por mucho tiempo.

 
8. Él no sólo te escucha, sino que analiza lo que le estás diciendo.
Puede leer entre líneas y anticiparse a tus necesidades sin que tengas que hacérselas saber todo el tiempo. Es atento y siempre tiene buenas intenciones.
Sabe exactamente lo que le estás intentando decir sin tener que explicárselo. Se ayudan mutuamente a crecer y a convertirse en las personas que quieren ser.

 
9. Te acepta tal cual eres.
Eres más desastrosa, más gritona, y quizás menos chistosa que él, pero te ama así, y hace que te sientas bien sobre todas esas cosas que quizás no te gustan de ti misma.
Alardea sobre ti con sus amigos, porque está orgulloso de que estés con él. Puede que tú alardees más, con la excepción de que ya todos saben cuan enamorada estás.
Sabe todo sobre ti, lo bueno y lo malo, y aprecia ambos, porque hacen parte de quien eres. Tú eres de él, él es tuyo, y todo se siente tan agradablemente simple.




Deja tu opinión: