Dos cachorros de esos quedaron atrapados dentro de un árbol… por suerte los rescataron sanos y salvos.

Una mujer, oyó gritos lejanos durante dos noches seguidas y decidió seguir e investigar de donde provenían los sonidos. Los mismos, llegaban desde el interior de un árbol.

Un par de cachorros habían quedado atrapados en el interior de un gran árbol muerto. Las autoridades creen que los osos intentaron treparlo y cayeron dentro. Finalmente, los ositos fueron rescatados y liberados en el bosque.




Deja tu opinión: