Dos chicas bailarinas creando una de las mejores fantasías visuales. Simplemente un espectáculo para no perder.

El talento único de estas bailarinas japonesas mas el trabajo de directores, músicos y animadores es una combinación simplemente inolvidable.

Para lograr una exposición como esta, los coreógrafos diseñaron una rutina de baile, luego las bailarinas la practicaron y aprendieron a la perfección. Posteriormente profesionales de efectos visuales procedieron con la grabación de las secuencias y efectos luminosos. Suena sencillo pero hay un trabajo tremendo detrás de esta presentación.

Comparte el talento de estas chicas con el mundo. Se lo merecen.




Deja tu opinión: