Ejemplo sorprendente de un niño de 11 años antes de morir… sus doctores hacen una reverencia en su memoria.

Un niño chino de 11 años muriendo de un tumor cerebral decidió donar sus órganos literalmente momentos antes de su muerte.

La petición Liang Yaoyi, según la cadena de noticias CCTV News fue de que quería “estar vivo de otra manera” al ayudar a otros y aliviar su dolor.

Solo tomó 8 horas para que su hígado y riñones salvaran varias vidas.

Su sueño era convertirse en doctor, así que pidió también que su cuerpo fuera donado a la escuela de medicina.




Deja tu opinión: