El cuido a este gorila como un hijo. Luego de 5 años en la selva se reencontraron. Fue un momento maravilloso.

Damian Aspinall crió a Kwibi por 5 años en Inglaterra, como si fuera su hijo. Luego lo liberó y fue a dejar a África a una reserva en la que fue dejado en libertad. Mira su precioso reencuentro.




Deja tu opinión: