El fue al funeral de su amigo con un vestido feo y unas medias rosas…. mira el porque. Te dejará un nudo en la garganta.

Antes de que el soldado británico Kevin Elliot se fuera a Afganistán, en tono de broma hizo un pacto con su mejor amigo Barry Delaney. Elliot quiso acordar que si él llegase a morir en acción, Delaney tendría que llevar puesto el vestido más feo que fuera posible a su funeral. Delaney, por supuesto, accedió a la petición oscura, pero innegablemente graciosa.

Mientras estaban en Afganistán, Elliot y Delaney se mantuvieron en contacto. Si bien no llegaron a verse mucho, su amistad se mantuvo fuerte. Desafortunadamente, la demanda de Elliot tuvo que cumplirse tres años más tarde.
 
22 Words
22 Words

 
Cuando llegó el momento del funeral de Elliot, Delaney sabía lo que tenía que hacer. Se sirvió la bebida favorita de su amigo, brindó por su él como héroe caído, y se puso el vestido más ridículo que encontró. Ah, y unos terribles calcetines color rosa.
 
22 Words
22 Words

Mientras que el vestido de Delaney podría haber estado fuera de lugar en un primer vistazo, la historia detrás de él encaja perfectamente. Todos los asistentes estuvieron conscientes de la promesa que se le había hecho a Elliot, y el gesto fue considerado como una fuerte demostración de la amistad.
 
22 Words
22 Words

 
F: 22 Words
¡Qué conmovedor homenaje!. Hay que admirar el valor de Delaney en cumplir su promesa. Realmente admirable.




Deja tu opinión: