Niñas demostraron que no crecen plantas cerca de Routers Wi-fi. Esto es malo para nuestros niños? mira este informe… te dejará pensando

Estudiantes de noveno grado diseñaron un experimento científico para probar el efecto de la radiación de los móviles en las plantas. Los resultados pueden ser sorprendentes.
Cinco chicas de noveno grado de Dinamarca, crearon recientemente un experimento que está causando un gran revuelo en la comunidad científica.
Todo comenzó con una observación y una pregunta. Las chicas notaron que si dormían con sus teléfonos móviles cerca de sus cabezas por la noche, al día siguiente tenían dificultades para concentrarse en la escuela. Querían probar el efecto de la radiación de los teléfonos celulares en los seres humanos, pero en su escuela School Hjallerup de Dinamarca, no tenían el equipo necesario para manejar este tipo de experimento. Así que en su lugar, las niñas diseñaron un experimento que pondría a prueba el efecto de la radiación de los móviles en una planta.
Cress-Collage
Las estudiantes pusieron seis bandejas llenas de Lepidium sativum, un tipo de berro de jardín, en una habitación sin radiación, y seis bandejas de las mismas semillas en otra habitación al lado de dos enrutadores que según los cálculos de las muchachas, emitían el mismo tipo de radiación de un teléfono celular común.
Durante los 12 días siguientes, las niñas observaron, midieron, pesaron ​​y fotografiaron sus resultados. Aunque al final del experimento, los resultados fueron claramente evidentes; las semillas de berro colocados cerca de los routers no habían crecido. Muchas de ellas estaban completamente muertas. Mientras que las semillas de berro plantadas lejos de los routers, en la otra habitación, prosperaron.
Con el experimento, las chicas ganaron los máximos honores en la competencia regional de ciencia (foto de abajo)  y el interés de científicos alrededor de todo el mundo.
Team_Karse_til_dr-dk
Según Kim Horsevad, profesor de Hjallerup Skole de Dinamarca donde se llevó a cabo el experimento de las plantes, el profesor de neurociencia del Instituto Karolinska en Suecia, está interesado en repetir el experimento en entornos científicos profesionales y controlados.




Deja tu opinión: