No pagues mas renta, mira lo que hizo este joven… te encantará la idea.

Hank, un estudiante de arquitectura cansado de dibujar edificios que nunca existirían, para clientes ficticios. Así que como proyecto de fin de carrera decidió convertir un autobús escolar en una casa totalmente habitable.
Lo mejor de todo es que se ha puesto al volante de su proyecto y ha empezado a recorrer Estados Unidos, una aventura que puedes seguir en su maravilloso blog Hank Bought A Bus. Es algo que a todos nos gustaría: comprar un autobús, sacar los asientos, montar un hogar y recorrer miles de kilómetros con amigos y familiares. Sobre todo, si la transformación del bus es tan espectacular como esta (y está sin rematar), en la que Hank ha creado una auténtica casa de 21 metros cuadrados, con infinidad de espacios de almacenamiento. Por fuera, lo ha pintado de gris para diferenciarlo de los buses escolares.
1234567




Deja tu opinión: