Tener una hermana mayor es lo mejor que tus padres te han regalado en la vida. Aquí 20 razones que lo avalan.

portada_4

Es alguien que comparte tu sangre y cuya reputación está conectada tangiblemente a ti, por lo tanto siempre defenderás a tu hermana.
Porque estuvo ahí desde el principio, cuando sólo eras una niña inocente que no sabía lo que los chistes en “10 cosas que odio de ti” significaban.
Ella te conoció antes de que te volvieras genial y aun así se las arregló para que le gustaras (incluso si no te deja olvidar la vez en que ensuciaste tus pantalones en el campamento de verano)
Tener una hermana mayor es tener una mejor amiga que te deja desconectar el cable cuando estás perdiendo en sus video juegos. Ella no se pondrá celosa de ti cuando tengas éxito en la vida, y no te juzgará cuando tengas un día malo.
No solo hace que las fotos familiares estén más completas y llenas de vida, sino que ella también te hace a ti más plena y llena de vida. Aquí hay veinte  razones de por qué tener una hermana mayor es, lejos, el más grande regalo que tus padres te han dado:

1. Te explica las cosas de grandes.
Si no fuera por ella, nunca te habrías enterado lo que todas esas insinuaciones sexuales en la película “Ni idea” significaban. O qué negocio familiar turbio realmente estaba sucediendo en la cocina después de cenar (y no era el postre).
Algunas veces, sin embargo, ella usaba esto para torturarte –como aquella vez en que te convenció casi en un 89% de que eras adoptada. Gracias por eso.

2. Ella te ayudó a construir carácter
Aquellas veces en las que sus amigas venían a la casa y ella te cerraba la puerta, en realidad era momentos en los que construiste carácter. Y si tu mamá las obligaba a incluirte en el juego de las Escondidas, siempre terminaba mal cuando ninguna de ellas te encontraba a propósito. Permanecer oculta silenciosamente en un closet lleno de ropa por más de dos horas, en verdad te enseña mucho sobre las limitaciones personales.

3. Pueden hablarse la una a la otra con honestidad
“Sácate mis malditos zapatos ahora, pedazo de m** antes de que los agrandes con tus enormes pies de orangután.”
¿Con quién más podrías tener este tipo de conversaciones?

4. Te ayuda a conseguir oportunidades de trabajo
Tener una hermana mayor significa tener una red extendida de conexiones profesionales bien desarrolladas.
Sus amigos probablemente sean tus supervisores inmediatos, así que tendrás ventaja cuando vayas a entrevistas de trabajo. Además, ella siempre sabe de oportunidades increíbles de prácticas mucho antes que todos los demás.

5. Te dará un consejo de moda honesto
Debido a que eres una representación de la habilidad genética tuya y de tu hermana, más te vale creer que no te va a dejar salir de la casa luciendo como “Clarisa lo explica todo.”
Y si está particularmente de buen humor, tal vez incluso te ofrezca prestarte ropa para que te inspires. Ten cuidado de no arruinarlo –ella tiene mucha información con la que chantajearte.

6. Ella bajó la guardia de tus padres
El hecho de que te hayas quedado afuera más allá de tu toque de queda, bebiendo alcohol y teniendo sexo con tu novio de universidad, no parece tan grave en comparación con la vez que tu hermana huyó de casa.
Todas sus locuras prepararon a tus padres muy bien para cuando fuera turno de crecer

7. Puedes proyectar tu enojo en ella
Mientras que la mayoría de amigos te odiarían por esto, tu hermana no tiene más elección que seguir amándote incluso después de que le hayas tirado irracionalmente tu teléfono a su cara.

8. Ella es la responsable
Puedes contar con que ella recordará en comprarle el regalo de cumpleaños a tu mamá (o recordarte la fecha de su cumpleaños en primer lugar.) Y como fue una babysitter elegida por tus padres, ella está acostumbrada a cuidar de ti.
Todavía no has aprendido como actuar apropiadamente en las reuniones familiares, porque ella siempre ha asumido las responsabilidades de hermana.

9. Te deja quedarte en su departamento.
Las quedadas a dormir entre hermanas son las mejores, porque puedes usar todo el maquillaje y los productos de baño finos, y puedes hacer un desorden en su cocina y pedir películas por cable como loca. Es lo más parecido a un día sin clases.

10. Te llevó en auto a todas parte durante el colegio.
Y te hizo ver más genial, porque estabas en un auto con estudiantes mayores. Además, los profesores ya la conocían y la amaban y le daban sólo buenas notas, por lo tanto, te amaban a ti también.

11. No le dice a nadie cuando tu novio entra a tu habitación.
…O cuando llegas a casa muy drogada y/o ebria y pasas a devorar el refrigerador.

12. Ella mejora el apellido familiar
Si siempre se refieren ti como “la pequeña hermana de…” entonces es importante que ella de un buen ejemplo. Pero no demasiado bueno –todavía están compitiendo por ver quién es la hermana más linda.

13. Ella dobla tu colección
Ya sea tu colección de cartas Pokemon o tener un closet extra, tener una hermana significa el doble de todo. Compartir, por otro lado, es otro problema…

14. Es la persona a quién copias
Ella te enseñó todo lo que sabes, desde como pelear con esa niña en el recreo hasta cómo encresparte el cabello. Incluso has copiado su antigua tarea y has vuelto a usar sus informes de libros.
En verdad te gusta recibir sus sobras, porque secretamente siempre pensaste que ella era más genial que tú.

15. Es tu gurú en la vida
Tu hermana mayor te da los consejos más sabios, porque como tiene tu misma sangre, en verdad se preocupa por lo que te pueda suceder.

16. Ella es la única persona que puede compadecerse de tu familia contigo
Por supuesto, puedes quejarte de tu familia con tus amigos, pero no es para nada genial que ellos te respondan con cosas como, “Sí, tu más apesta.” Tu hermana, sin embargo, lo entiende por completo y tiene toda la licencia para burlarse de la neurosis constante de tu mamá.

17. Ella te apoya de forma incondicional
Cuando nadie más te compra dulces para caridad o se ríe de tus payasadas, tu hermana mayor aparece. Ella ha estado apoyándote desde que naciste (a pesar de intentar apabullar tu temprano desarrollo infantil).

18. Con ella puedes jugar en la casa
Literalmente, cuando eran niñas. Y ahora figurativamente, cuando ella te invite a cenar y te envuelva las sobras para el almuerzo del día siguiente.

19. Tus padres las dejan hacer actividades que las unen.
“Mamá, papa, necesitamos dinero para ir a comer juntas, porque Melissa tuvo un mal día en el trabajo y estamos buscando ideas de a dónde a enviarlos a ambos, cuando finalmente se retiren.”

20. Te da consejos sólidos sobre los hombres
“Toca a alguno  de mis amigos solteros y te mato.”




Deja tu opinión: