Una historia increíble sobre un perro ciego y un gato… te emocionarás como nunca

La amistad verdadera no conoce barreras. Un verdadero amigo está siempre ahí para ti, y esto, es totalmente cierto para esta inusual pareja de amigos.

Trevel, es un viejo labrador, y además de ser ciego, es parcialmente sordo. Él casi no se levantaba por miedo a hacerse daño, pero entonces, conoció a un gato llamado Pudditat. Ambos se volvieron cercanos rápidamente, y para sorpresa de su dueña, un día, Pudditat empezó a guiar al perro.

Es una de las historias más dulces y conmovedoras que he visto.




Deja tu opinión: