Uno de los depredadores mas mortíferos de la Antártida le regalo la experiencia de su vida. No lo podrás creer.

Mira como el fotógrafo Paul Nicklen tiene un asombroso encuentro cara a cara con un leopardo marino, uno de los animales más letales de las aguas antárticas. Los leopardos marinos pueden ser gigantes (casi 500 kilogramos), y extremadamente rápidos – cazan pingüinos de almuerzo.




Deja tu opinión: